Cuándo puede necesitar un préstamo

Como propietario de una pequeña empresa, usted pone más que sudor y lágrimas en su empresa: también pone sus propios ahorros y arriesga su crédito personal para que su negocio despegue. Es posible que los préstamos y otras opciones de financiamiento no parezcan viables en un comienzo o puede que sea cauteloso al asumir una deuda comercial, pero financiar su empresa a través de un préstamo podría ser la vía correcta para ayudarlo a expandir su negocio. Siga leyendo para averiguar si debe considerar un préstamo para su negocio.

Se lleva tiempo para construir una relación con un bancario para pequeñas empresas y los préstamos no se aprueban de la noche a la mañana, entonces debe de pensar en prepararse para un préstamo y encontrar un banco antes de que lo necesite.

Asegurar un préstamo para pequeñas empresas puede ser menos costoso y mejor para su riqueza a largo plazo que confiar en tarjetas de crédito personales o vaciar sus cuentas de jubilación. Planificar con anticipación y obtener un préstamo para pequeñas empresas también puede ayudarlo a aprovechar sus ahorros personales existentes y una buena calificación crediticia para contribuir con el flujo de efectivo de su empresa. Esto puede ser particularmente importante durante la fase de inicio de su negocio, cuando hay costos antes de que haya generado algún ingreso.

Algunas razones comunes para obtener un préstamo son las siguientes:

  •  Ayudar con los costos de puesta en marcha. La mayoría de los prestamistas requieren que usted haya estado en el negocio por lo menos un año para demostrar un historial comprobado. Sin embargo, existen algunos préstamos alternativos para los que recién comienzan. Debido a que hay muchas incógnitas al iniciar un negocio, asegúrese de tener suficiente capital para mantenerse hasta que sus ventas realmente se activen.
  • Para ayudarlo con el flujo de efectivo. ¿Tiene clientes que tardan en pagar o unos pocos que no pagaron? ¿Tiene un contrato que exige que espere 30, 60 o incluso 120 días o más para recibir el pago una vez finalizado el trabajo? Planificar por adelantado y tener un préstamo a corto plazo o una línea de crédito para pagar a los empleados y cubrir otros costos mientras espera puede ser crítico para su negocio. Debe hablar con un prestamista antes de que haya agotado sus reservas de efectivo. A menudo es mejor aprovechar sus ahorros para un préstamo que gastarlos y no tener garantías cuando necesite un préstamo más adelante.
  • Llegó la hora de expandirse. ¿Su demanda está superando a su producción? Podría ser el momento de contratar más personas y/o comprar equipo adicional. ¿Tiene constantemente una línea en la puerta o rechaza clientes? Ampliar su espacio físico o construir una nueva ubicación (o su primera ubicación permanente) es otra buena razón para obtener un préstamo.
  • Necesita invertir en inventario. Planifique con anticipación y asegúrese de tener suficientes fondos para el inventario para futuras ventas proyectadas, ventas estacionales o para el costo de un nuevo producto. Ocasionalmente, puedes usar recompensa de crowdfunding para obtener los fondos necesarios, pero otras veces la financiación de la deuda es mejor.
  • Hay una nueva oportunidad. ¿Tiene un nuevo cliente en el horizonte, una posible asociación o un nuevo producto en el que necesita invertir para crecer? A veces, aceptar un préstamo es la mejor manera de prepararse para una gran oportunidad o proyecto.

Si bien tomar deudas no es una decisión que debe tomar a la ligera, también puede ser una herramienta crucial para el éxito de su pequeña empresa. ¿Se pregunta qué implica obtener un préstamo? Eche un vistazo a nuestra Lista de Verificación para Prepararse para un Préstamo, ¡y descúbralo!
 

Rate this content: 
0
No votes yet